Noticia ampliada

El Recre, con mucho que perder y poco que ganar ante el Gerena

21-10-2021 | Miguel Barroso.

El Recre, debe y tiene que mostrar su potencial ante el Gerena. La presión por ganar es una realidad y hay que ser consciente de las exigencias de este club.

Se va acercando la hora y se empieza a vivir el partido frente al Gerena, donde hay mucho que perder y poco que ganar.

Cuando digo poco que ganar, me refiero a que a día de hoy van por delante y si ganamos le superamos con una distancia mínima.

Cuando digo poco que ganar, me refiero a que cumplimos con lo que debemos cumplir y mas teniendo en cuenta que jugamos en Huelva, con las dimensiones de nuestro campo con nuestra gente.

Cuando digo poco que ganar, me refiero a que pasaríamos a tener una semana tranquila aún teniendo en cuenta que no todos van a estar tranquilos puesto que se empieza a saber mucho.

Cuando digo poco que ganar, me refiero a que la afición estará tranquila por tener al equipo arriba, que es lo que se le pide.

Cuando digo mucho que perder, me refiero a la confianza, esa que se gana o se pierde con los resultados y con las sensaciones de cómo se ha conseguido. No sería bueno que se siguiera perdiendo la confianza entre los protagonistas.

Cuando digo mucho que perder, me refiero a ver como se aleja un candidato a pelear por el primer puesto y las consecuencias que ello tendría.

Cuando digo mucho que perder, me refiero a que algunos sabrán, definitivamente donde están y que camiseta defienden para llegar a entender que estar aquí es estar bajo la presión, la responsabilidad y el compromiso de ascender a este club, que está por encima de cualquier ego.

Cuando digo mucho que perder, me refiero a que todo, absolutamente todo, se cuestionaría y el puesto del entrenador empezaría a moverse con fuerza.

Cuando digo mucho que perder, me refiero a que los rivales empezarían a perdernos el respeto que de entrada nos tienen todos y cada vez nos ven con diferentes ojos a pesar de las diferencias existentes.

Cuando digo mucho que perder, me refiero a que no podemos tropezar mas ya que los rivales directos no fallan con los rivales teóricamente inferiores.

También digo que entiendo a quienes vean el vaso medio lleno, yo no lo veo de esa manera. Las sensaciones que me da el equipo, por las decisiones del entrenador, hacen que no tenga el optimismo sobre el rendimiento que puede dar la buena plantilla que tiene el Recre.

El partido y la situación requiere de vivirlo con tensión, con responsabilidad y con mucha presión y hay que estar preparado para gestionar este momento.

El equipo se juega más de 3 puntos y que nadie quite hierro porque aquí nos estamos jugando muchísimo. Esto no es el patio de colegio, no es el recreo ni es una pachanga, aquí hay una obligación acorde a la altura del esfuerzo que se ha puesto para competir en una categoría como la quinta división del fútbol nacional, la quinta, así que los cuellos para abajo.

Confío en la plantilla, en su portero, en sus defensas, en sus centrocampitas, en sus delanteros, confío en su esfuerzo, en sus ganas, en su entrega, es su preparación física, en su pegada, en su compromiso, confío en todos, es cierto que en unos más que en otros pero como el fútbol es un deporte de equipo, confío en el grupo ciegamente.

Me consta que el grupo está muy unido, que son una piña, que tiene un ambiente sano, que lo viven, que están  todos a una, me consta y así lo cuento, me consta y por eso confío plenamente.

El único motivo que me hace encarar el partido con la expectativa que crea lo desconocido es por los “ataques” de entrenador que tiene el nuestro.

Si hace las cosas fáciles, si pone a quien lo merece, si quita a quien hizo méritos, si es valiente y no juega con 6 defensas en Huelva y si pone a cada uno en su sitio, todo tendrá un mejor resultado porque somos mejores que todos nuestros rivales, pero hay que demostrarlo.

El Recre debe tener lo que aún no tiene, un once, un estilo, unas formas, un sello propio e intentar de imponer en el campo, su sello.

El Recre debe y tiene que hacer algo más que ganar con la gorra o con la pegada ya que hay partidos que con eso no sea suficiente y llega un partido que será exigente.

Jugar en nuestro campo, ancho, largo, de césped natural y con 9000 personas, es para que el presupuesto del equipo esté en el césped y no en el banquillo o en la grada.

Confío en el triunfo, confío en el resultado final, confío en la plantilla.

Este equipo será capaz de conseguir el objetivo aunque todo queda en manos del entrenador eligiendo el once titular y sobre todo leyendo el partido en el momento y no ya luego en vídeo, que por mucho que vea no puede cambiar nada.

El equipo dará la cara, seguro. No tengo ninguna duda que los que salten al césped lo darán todo y harán lo que el entrenador diga, aunque espero que a Peroti no le diga que centre y sí le anime a que haga lo que sabe, encarar. Que no encorsete a Dani Sales y que le anime a desarrollar su juego de defender y de llegar arriba. Que no le diga al vestuario que sale sin delanteros. Que aproveche las ventanas y el número de cambios que puede hacer. Que no mire si un jugador tiene o no tiene convocatorias o minutos, que haga lo mejor para el equipo y para el club, que luego mira hacia atrás y pudiera ser un motivo de no hacer todos los cambios.

Confío en el triunfo y en las formas de conseguirlo.

Sé que el Gerena está bien trabajado por Jesús Galván, pero a día de hoy temo más las decisiones y las formas de los nuestros que al rival. Haciendo las cosas con cordura y leyendo el partido en el mometo, el Recre debe y tiene que ganar y si me apuran, convencer, porque plantilla hay.

PD: En ningún momento hablé de jugar bonito. Que luego nadie diga que pido jugar bonito, que también se puede exigir.

PD: Estas exigencias y esta presión es parte de lo que tiene ser el Real Madrid de nuestro grupo.

Leave your valuation please!

There are no messages yet !, you can use the form and write the first one.
Política de Cookies Privacy Policy

We use cookies