Noticia ampliada

La opinión de Javier Barranco

01-12-2020 | Javier Barranco

El choque en Marbella desgraciadamente nos ha devuelto a la realidad de la decepción en la que llevamos instalados desde hace años

El engaño de la Balona


Tras la victoria frente a la Balompédica Linense, que además venía precedida de otro triunfo
ante el filial de Las Palmas, la euforia se disparó y todo eran halagos hacia el equipo. Pero he
de decir que a mí, personalmente, me sorprendieron muchos comentarios que decían que
ante el equipo gaditano habíamos hecho un gran partido, pues me pareció que parecía que
olvidaban que desde la primera parte ellos habían jugado con un futbolista menos. Por eso,
para mí, aquel encuentro no fue válido como para valorar tan positivamente la marcha de
nuestro Recre. Es más, pensé que ante diez durante tanto tiempo debimos hacer mucho más y
mejor.


Pues bien, el choque en Marbella desgraciadamente nos ha devuelto a la realidad de la
decepción en la que llevamos instalados desde hace años. Y es que pese a volver a jugar contra
diez durante bastantes minutos, esta vez no es que no fuéramos capaces de empatar cuando
íbamos perdiendo, sino que además el rival aumentó su ventaja y no pasó por apuros en
ningún momento.


Visto lo visto hasta ahora y, teniendo en cuenta cómo es esta atípica temporada, me atrevo a
aventurar, muy a mi pesar, que este equipo no da para ascender a Segunda División. Sí espero,
al menos, que dé para estar la próxima temporada en la nueva Segunda B Pro, que no sería
más que la permanencia, aunque tengo mis dudas. Y por supuesto no quiero ni pensar en un
descenso.


Me preocupa muchísimo la escasa o nula aportación de muchísimos jugadores de la plantilla.
Futbolistas llamados a ser importantes como Quiles, Traoré, Yaimil, Sillero, José Carlos, Chuli,
Alberto Martín, Dani Molina o Víctor Barroso. Puede que haya quien piense que soy muy
pesimista. Puede ser, aunque yo creo que soy más bien realista.


Tras la derrota en Marbella la mayoría coincidimos en que la imagen fue mala. Sin embargo,
algunos defienden que fue buena y que el partido se decidió por la genialidad de Granero y la
mala suerte del segundo gol. Cada uno tendrá su opinión y todas son respetables. Yo aquí
expreso la mía, que es que la victoria ante la Balona fue engañosa por jugar ante diez desde la
primera parte (dudo que hubiéramos ganado si no es por la expulsión); al igual que frente a
Las Palmas (creo que todos recordamos cómo fue ese partido).


Ahora llega el Marino, colista que solo ha sacado 1 punto de 18 posibles y que solo ha marcado
3 goles y ha recibido 12 en 6 partidos. Los números y la clasificación hablan por sí solos y creo
que todo lo que no sea ganar con solvencia sería un auténtico desastre.

Leave your valuation please!

There are no messages yet !, you can use the form and write the first one.
Política de Cookies Privacy Policy

We use cookies