Noticia ampliada

La opinión de Javier Barranco

28-10-2020 | Javier Barranco

EL ONCE, LA PLANTILLA Y EL EQUIPO

El once, la plantilla y el equipo
No hace falta que diga que son tres cosas diferentes, como tampoco hace falta que diga que aquí expresaré mi opinión, que puede ser equivocada o acertada como cualquier otra. Primero hablaré del once. Solo llevamos dos jornadas, pero en ambas ha sorprendido Claudio Barragán. Tanto contra el Sanluqueño como contra el Algeciras fueron muchos los que criticaron que el técnico no sacase de inicio a los “mejores”. Pero ¿quiénes son los “mejores”, al menos en teoría? Hablamos de jugadores como Valentín, José Carlos, Alberto Martín, Szymanowski, Chuli o Quiles, quien sí fue titular en Sanlúcar, aunque fue sustituido en el descanso.
Es cierto que a priori se puede pensar que todos ellos deberían ser titulares, pero antes de criticar habría que saber cómo están físicamente estos futbolistas. Y estoy seguro de que nadie mejor que nuestro técnico lo sabe. Para eso los ve día a día en los entrenamientos, algo que dudo que hagan todos aquellos que critican. Ya he expresado en alguna ocasión mis serias dudas sobre el estado físico de algunos jugadores. Principalmente me refiero a José Carlos y a Alberto Martín, que ya la temporada pasada, y lo que va de esta, han demostrado que no están para completar un partido entero debido a sus lesiones o molestias. Y por supuesto está el caso de Alexander, que todos conocemos. Habrá que esperar para ver cómo sale la jugada.
En este punto habría que hablar de la confección de la plantilla y, como no, de su responsable: Zamora. ¿Por qué  se ficha a jugadores que debido a su estado físico no son capaces de jugar 90 minutos seguidos? Por muy buenos que sean, por mucha calidad que tengan, que no lo discuto, pero ¿cuántos minutos habrán jugado al final de la temporada? Basta con ver los que jugaron la pasada y los que llevan en esta. ¿Compensa? ¿Merece la pena gastar fichas en futbolistas así? Si se dijera que cuando salen te arreglan un partido que se va perdiendo, pues vale. Pero tenemos el ejemplo del domingo pasado en el que los que salieron desde el banquillo no solucionaron absolutamente nada y aportaron bastante poco.
Siguiendo con la confección de la plantilla, resulta que no hemos fichado al delantero que tanta falta nos hacía y nos hemos quedado solo con Chuli, cuyo rendimiento ahí está (y no dudo de su compromiso) y parece que hay la intención de reconvertir a Sillero (quien de momento me decepciona) y a Seth, sin ser su posición natural. Y resulta también que tenemos prácticamente la misma defensa que el año pasado fue un coladero, sobre todo a balón parado. (Volvemos a hablar del once). En Sanlúcar jugaron Cera, Diego Jiménez, Morcillo y Madrigal. Por eso he dicho lo de “prácticamente la misma defensa que el año pasado”. Y todos vimos lo que pasó a balón parado. (Y volvemos a la confección de la plantilla). Solo tenemos un lateral izquierdo que viene de un equipo que a punto estuvo de descender y que en la primera jornada fue un desastre. Morcillo… un central que a veces es expeditivo y seguro y otras veces el mejor aliado de los atacantes rivales, todo ello en el mismo partido. Y Diego y Cera, todo pundonor y que suelen cumplir, pero no nos engañemos, ambos tienen sus limitaciones.
Pero no todo es malo. A mí al menos me agradaron mucho Leal, pese a su expulsión, y la pelea de Seth, sobre todo en la primera parte, con esas dos recuperaciones y sus ganas de marcar, aunque creo que debió de buscar el pase, sobre todo en la primera acción. Y otra cuestión positiva, en mi opinión, es la actitud del equipo, al que al contrario que la temporada pasada vi con ganas y compromiso en todo momento. Y ahí entra la última cuestión que menciono en el título. La plantilla es la que es y ahora le toca a Barragán hacer un equipo, algo que Monteagudo no logró el año pasado pero que confío en que este sí lo logre Claudio.
En cualquier caso, contando con la Copa Federación, llevamos dos derrotas y un empate ante equipos teóricamente inferiores a nosotros, dicho esto con el máximo de los respetos para ellos. Ahora viene el filial de Las Palmas, que lleva dos derrotas y que también es, en teoría, inferior a nosotros. Confío en la victoria, aunque también confiaba en ella ante el Algeciras y me llevé una gran decepción. Ya sabemos que en esta fase tan corta apenas hay margen para el error. Por eso, si no ganamos este domingo, además de decepción empezaré también a estar cabreado.

 

¡Deja tu valoración por favor!

23:45
28 Oct

Al 100 con este comentario, excepto en que yo estoy cabreado ya

Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.