Noticia ampliada

Es la hora demostrar querer ser titular en el Recreativo de Huelva

10-09-2019 | Miguel Barroso

  • oi000350-1.jpg
Es razonable que el entrenador del Recreativo tenga su once tipo desde la teoría pero ya con la práctica de tres jornadas de liga, debe de dar paso a quien haga méritos y de quitar a quien no los hizo.

El partido de Villarrobledo ya es pasado pero deja un presente muy claro y quien no se agarre a este presente no tendrá sitio en el barco.

Las exigencias desde ya. Aquí se ha trabajado mucho en estos últimos años para conseguir que todo este vivito y coleando.

Para los nuevos en el club, en el plantel y cuerpo técnico, ¿sabéis donde ha estado la clave para que el Recreativo de Huelva este en estas condiciones y no muerto?, la respuesta es muy fácil y muy sencilla, la actitud y la intensidad que se le ha puesto para levantar la situación.

La actitud y la intensidad es lo mínimo que se debe de “despachar” en esta categoría y es la primera cualidad que se tiene que tener para luego buscar la regularidad en el juego y en los resultados.

Es pronto para exigir que el equipo esté ensamblado puesto que la pretemporada no ha sido como se preveía. Es pronto para exigir resultados, pero es hora de exigir actitud e intensidad, porque sin actitud e intensidad no se va a ningún lado. Nadie gana con la gorra.

Es pronto para ver pero es momento para deducir lo que se puede ver y veo calidad en la plantilla a título individual, veo gol, veo mimbres para conseguir el cesto y veo que se tiene que trabajar para conseguir los resultados. Veo que es posible y veo que se tiene que conseguir. También veo que sin actitud y sin intensidad no será posible nada de nada.

Veo que debe de haber cambios en los centrales o jugar con tres, que ayudaría a tapar ciertas carencias. Veo que algo hay que hacer para cambiar esta peligrosa dinámica de vicios a los que se le debe de poner freno.

Veo calidad y veo claramente que hay plantel para que el Recreativo pelee por estar en puestos de liguilla.

Veo algo de desconfianza pero yo tengo la plena confianza en que la situación se va a cambiar. Calidad hay, experiencia se tiene, el gol está garantizado, la ilusión existe, la idea es clara, la afición acude en masa, más no se puede pedir para conseguir enderezar la situación desde ¡ya!

Confío plenamente en todos y confío en el correctivo de Villarrobledo, confío en todos y cada uno de los protagonistas del balón.

He hablado de los jugadores y no de Monteagudo, que debe de encontrar las maneras de levantar esta situación que sin ser peligrosa es preocupante.

Alberto tiene que conseguir meter en vena la concentración, la intensidad y la actitud desde ¡ya! El míster sabrá cómo hacerlo y tiene que hacerlo.

Cambios en el once, intensidad en los entrenos, charlas individuales y colectivas, reproches y cariño, no sé cómo tiene que hacerlo pero debe de tener argumentos para darle la vuelta a esta situación.

¿Mantendrá el bloque?, mínimo ocho jugadores, de la última alineación, estarán en el once.

¿Habrá cambios en los centrales?, igual se juega con tres y así se tapan las carencias que se tienen y así de paso se le da vía libre a unos laterales con capacidad para aportar ofensivamente.

¿Habrá cambios en el medio del campo?, mi gran duda la tengo en Rivero si saldrá en el once titular, jugar en el Colombino le favorece pero puede dar paso a un central, para jugar con tres, o puede entrar en su sitio Gus. Las bandas serán para Alfonso y para Isi Ros.

¿Habrá cambios en la delantera?, tengo claro que Gerard no será titular, apuesto a que sea Chuli quien salga de titular en el Colombino.

Es la hora de que los señalados den todo en los entrenamientos y cambien de actitud. Es la hora de los suplentes, que deben de apretar un poco más desde la ilusión por ser titular por tener esta semana una oportunidad real de entrar en el once. Es la hora de que el técnico lo mire todo con lupa.

Es razonable que el entrenador tenga su once tipo desde la teoría pero ya con la práctica de tres jornadas de liga, debe de dar paso a quien haga méritos y de quitar a quien no lo hace.

Hay jugadores que se recuperan dándole confianza, es razonable, pero hay jugadores que piden una oportunidad.

O arriesga por dejar a quien no hizo méritos o arriesga por poner a quien entrena para entrar en el once.

Es la hora de la competencia, es la hora de querer entrar en el once, es la hora de tomarse todo con otra actitud.

Es la hora de seguir confiando en todos, absolutamente en todos, porque hay mimbres para buscar la regularidad.

Confío por la calidad, por la experiencia y por la ilusión de cumplir el objetivo final, solo hace falta ponerle actitud e intensidad a lo que se encomienda. Luego se podrá perder o empatar pero sin actitud e intensidad, nada de nada.

¡Deja tu valoración por favor!

¡Aún no hay mensajes!, puedes usar el formulario y publicar el primero.
Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.