Noticia ampliada

Renovaciones y bajas

18-06-2019 | Miguel Barroso

  • img-20190617-wa0026.jpg
Sobre la plantilla, técnico y director deportivo del decano.

   Llegó el momento de analizar uno a uno el rendimiento, en mi opinión personal, del plantel del decano.

PORTEROS:

Lázaro: Sin calificar.

Marc Martínez: su aportación en el terreno de juego ha sido notable y le baja nota la papa que se tragó el día más importante tirando por tierra el trabajo de sus compañeros.

Fuera del terreno de juego, desplazó al primer capitán de aparecer públicamente para llevar la bandera de la protesta, la bandera de la división, la bandera de los que no miraban por el club y sí por él. Se dedicó a intercambiar whatsaap, llamadas y privados por redes sociales tratando de no se qúe o sí lo sé pero ya da igual, ya pasó. Demostró porque siendo Zamora con el Alcoyano le buscaron salida.

Si pongo en una balanza su rendimiento en el campo y su comportamiento como capitán, segundo capitán nunca primero, no lo renovaría, le abría la puerta que otro vestuario lo acogiera. No tuvo ni actitud, ni aptitud de capitán.

 

DEFENSAS:

Pina: cumplió, aunque esperaba más. Mantuvo la regularidad aunque lo que aportó está al alcance de otros que aparte podrían aportar más. Este año hemos visto muy buenos laterales derechos que se han comido la banda del Colombino.  Cumplió pero no lo suficiente para intentar su renovación.

Diego Jimenez: Creo que ha cumplido por encima de lo esperado. Dejó que lo quitaran de en medio por ser hombre de club. Desapareció cuando las protestas y dio paso a los que la abanderaban. Por rendimiento y porque en su puesto se necesita a 4. Por su compromiso con el club, por su polivalencia, conmigo estaría en el plantel del año que viene.

Ivan González: Dio 5 partidos buenos, el resto para olvidar. No tiene culpa alguna de salir de titular, la culpa es de quien lo alinea. Lento en velocidad, lento a la hora de sacar la pelota a pesar de tener buen pase. Feos gestos con las manos y los brazos que dejaban en evidencia a sus compañeros que, por cierto, acabó corrigiendo. Por rendimiento y por otras cosas, no me lo quedaba.

Israel Puerto: Gran rendimiento el suyo, en todos los aspectos. Me lo quedaba.

Jesus Valentín: Sin duda alguna, me lo quedaba. Fue y dio la sensación que se sintió más importante en defensa de 4, donde tuvo más protagonismo. Combinó la practicidad con el riesgo a jugar o a conducir, para sortear líneas de presión cuando entendió que se podía. Lo dicho, me lo quedaba.

Andrade: Desaprovechado. No es certero cuando llega la hora de centrar pero desconcierta a los rivales en ataque. Cumplió en defensa. Injusto el trato de Salmerón sobre el lateral. Miraría el mercado para decidir si me lo quedaba o no.

Tropi: Su entrenador cada vez que hablaba de él, lo “mataba”, lo cargaba de responsabilidad, sin duda alguna ha ido de menos a más. Acabó fundido, si hubiese tenido a Traoré al lado hubiese llegado fresco. Me lo quedaba pero con competencia.

Llorente: Futbolista importante, comprometido, honrado, que alternó las rachas buenas y menos buenas. Por rendimiento me lo quedaba y con otro entrenador que vea el futbol de más posesión, rendiría mucho más.

Borja: A pesar de jugar muy pocos partidos en su puesto, ha cumplido. Desaprovechado pero comprometido con el trabajo encomendado. No es su fuerte ir detrás de los rivales pero ha cumplido en esa faceta. Creo que es un jugador más aprovechable en otro sistema de juego.

Iago Díaz: Que pronto salió con la bandera de la protesta.  Hizo daño. En el campo cumplió con creces. Explotado por Salmerón, sin relevo natural. Acababa fundido. Mis dudas tengo si me lo quedaba.

Traoré: Le buscaron salida injustamente. Un jugador desaprovechado, que hubiese sumado muchos minutos y que hubiese sido importante en la liguilla. Le buscaron salida.

Caballé: Por lo que dividió a los aficionados  con su famosa foto y rajada de la ciudad deportiva, por su poco compromiso con el club y por su pésimo rendimiento, no me lo quedaba.

Quiles: Los jugadores como él, es complicado que encuentren la regularidad, pero los jugadores como él son necesario en los equipos. Calidad le sobra, la madurez la va adquiriendo, ha podido tener más protagonismo, pero con un entrenador como Salmerón es complicado para los jugadores como él. Me lo quedaba.

Carlos Martinez: Sin rendimiento, la lesión le condicionó pero cuando estaba bien no rindió a pesar de la confianza que le daba su entrenador. No me lo quedaba.

Víctor Barroso: Se ganó el puesto y en cuanto pudo lo quitó. Su rendimiento sorprendió gratamente y mereció más minutos pero los entrenadores son caprichosos. Jugó el último partido porque el míster cedió a la petición popular. Debe de ser un abanderado del equipo.

Rodenas: Si hubiese posibilidad de una nueva cesión, me lo quedaba. Aportó por encima de lo esperado. Le dio la titularidad tarde porque antes se la tenía que dar a los que el entrenador confiaba. El míster se encontró con un buen jugador que apenas le sacó provecho. La hora de la verdad la jugaron los suyo y no los que mejores estaban.

Charaf: Sin calificar.

Carlos Fernández: Se tardó en dar de alta y cuando estuvo a disponibilidad del técnico no le dio bola. Está claro que Salmerón no jugaría con dos puntas referentes y que llegó para suplir a Quintana. El técnico gestionó pésimamente sus minutos. No me lo quedaba.

 

Salmerón: Por no tener compromiso con el club, por echarle un constante pulso al consejo y a la propiedad, por sentirse fuerte como hombre de Eurosamop. Por dividir en los inicios de los impagos a pesar de tener la promesa de la propiedad. Por su propuesta de futbol, amarrategui. Por no seguir al filial. Por rellenar convocatorias y dejar mermado al filial con la que se jugaba. No es lo mismo rellenar que apostar. Por ser fuerte con los débiles y muy débil con los fuertes y por su rendimiento a la hora de la verdad, no lo renovaba, buscaba otra alternativa.

Carazo: Por su afinidad con Eurosamop hasta que dejó de tenerla. Por mentir el día de su presentación diciendo que iba a cuidar la cantera y ni apareció durante todo el año, ni siquiera al vestuario del filial, lo que sí hizo el presidente. Por su intento de meter cizaña fuera de los despachos, a mí incluido, sobre el consejo, sobre el club, sobre la propiedad, como si él fuese un superdotado en todo.

Por buscarle salida a Traoré. Por dejar mermado al filial buscándole salida a Diego Vargas, curiosamente al mismo sitio que Traoré.

Por la ineficacia en su labor, más propia de un enlace sindical que de un director deportivo. Por provocar la división con sus constantes apariciones públicas, sembrando las dudas sobre el consejo y sobre la propiedad.

Por no ser nunca un hombre de club. Por ser “coleguita” de los jugadores con lo que ello conlleva.

Por no traer a nadie o solo a los que no han tenido minutos, no lo digo yo, ya lo dijo el propio entrenador, que él pedía, Carazo llamaba y finalmente el míster convencía.

Por pasarse en el presupuesto sobre la plantilla en torno a los 700.000€ con el riesgo que eso tenía para el club. Nunca miró por el club, siempre miró por Eurosamp y más tarde por los aliados a estos. Una vez liquidado el contrato con Eurosamop, el consejo debió de ponerlo en la puerta de salida. De los peores “profesionales”, como director deportivo, de cuantos me he cruzado. Hizo mucho mal al club por defender a quien lo trajo para ya al final ni estar bien con el club ni con quien lo trajo. No me lo quedaba.

PD: El Recre está acostumbrado a empezar de cero año tras año y donde nadie, abosultamente nadie, está por encima del club.

 

¡Deja tu valoración por favor!

¡Aún no hay mensajes!, puedes usar el formulario y publicar el primero.
Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.