Noticia ampliada

La tecla chirría y no hay quien la afine.

28-01-2018 | Miguel Barroso

  • 20171106-154948.jpg
El "do" de pecho no se da, sigue el "re" que erre, predomina el "mi" del ego, el juego ni fu ni "fa", no se ve la luz del "sol" por ningún sitio, damos el cante a lo Masiel "la la la..", "si" sigue así, acabará llamando a puertas y no tocando la tecla.

El Eibar de los años 90, en campos embarrados donde no se puede rasear el balón, donde el balón no iba rápido por culpa de la pesadez de los campos, donde el recurso era el pelotazo porque no se podía circular el esférico, donde la opción más evidente era embarcarla donde se podía, porque allí la peleaba un delantero peleón, guerrillero, con gran aportación de trabajo físico y como mucho había que ponerle intensidad a las segundas jugadas para tener opciones de NO perder.

Eran los años 90, cuando se enfangaba los campos, aunque unos antes que otros.

Hoy en día los campos tienen buen cuidado, el césped de cualquier terreno te permite crear una propuesta de juego donde el balón es el protagonista y donde cualquier equipo es capaz de INTENTAR que la posesión del cuero sea su mejor defensa ya que si tienes la pelota tu no la tiene el rival.

Cualquier propuesta de juego es respetable, cualquiera, lo que no deja indiferente a nadie es que hoy en día con las condiciones con las que se cuentan, tanto los rivales, la gran mayoría, como nosotros con un terreno de juego como el Nuevo Colombino, amplio, cuidado, con buen corte de césped, rápido, con un piso bastante regular y con dimensiones generosas, la propuesta de nuestro Recre sea la del Éibar de los años 90, la del pelotazo, la del patadón sin sentidos, ni siquiera son despejes orientados, la de no dividir al rival con conducciones, la de saltarse a piola las tres fases que tiene el juego, la inicialización, la elaboración y la finalización.

Ver al Recre hoy en día es desesperante, es incómodo para la vista, es fiel reflejo de las inseguridades de su entrenador, es fiel reflejo de los discursos de su entrenador, es marcar el norte e ir al sur, es jugar al este y tirar para el oeste, todo es un sin sentido, previsible y fácil de contrarrestar por parte de los rivales.

Esta plantilla, no es la mejor de la categoría y el entrenador la ha hecho peor con su gestión del grupo. Jugadores amargados por no jugar, como el pichichi del año pasado Antonio Dominguez, jugadores que jugaron una o dos veces en su puesto como Santi Luque, se han tenido que ir, se han marchado por estar desesperados, curiosamente, permítanme que utilice la expresión, dos jugones, que dejaron de tener compromiso y buscaron la salida.

Si la propuesta es pésima, si está vacía de recursos, si está más que antigüa hay que añadirle la desastrosa gestión del grupo, donde los bandazos va por rachas, de los elogios a Victor Barroso a la titularidad de David Segura, de quien no entrena bien no juega a jugar con un dia de entreno como Antonio Nuñez, de quedarte sin Nuñez por sanción y jugar, frente al Granada, con De Vicente en la Izquierda y dejando entre la grada y el banquillo a 3 jugadores, dos zurdos, Domínguez y Segura y otro asiduo como Santi Luque, pregonar que De Vicente jugaría hasta de lateral derecho y pasar a la suplencia, sentar a Traoré, el más regular del año sin motivo para darle paso a Vila, insistir en que es valiente y pasar a pensar en portería a cero, unos bandazos impropios en un entrenador que se sienta en el banquillo del decano.

La propuesta de la portería a cero, es respetable pero algo se hará mal o muy mal cuando nuestro portero, semana tras semanas es el mejor del partido, como en este último partido.

El Recre ante defensa estática inicia el juego con un pase largo, sin movilidad de los bandas, sin buscar los interiores, sin ver a los medio centros facilitar líneas de pases, en definitiva si no se inicia es imposible elaborar. Es increíble pero cierto, se trata de elaborar con un pelotazo arriba, recoger el rechace y luego crear y yo me pregunto, que de esto no entiendo ¿no es más fácil que cuando tengo el balón no cometer el error de rifarlo? ¿no es más fácil intentar crear cuando tengo la pelota?, en el Recre, tienes la pelota, la rifa y luego la quiere pelear y si la recupera ya estas arriba. Ángel López, hace mala a su plantilla, no la exprime, no es capaz de mejorar a nadie, nadie ha despuntado desde su llegada, todo el mundo está plano y sin tener la mejor plantilla de la categoría, ahora sin Domínguez y sin Luque más devaluada, tenemos gente que puede hacer mucho más con la pelota en los pies pero obedecen a las directrices del entrenador.

Dicen que se juega como se entrena y es voz pópuli, lo sé y no voy a los entrenamientos, que una de las consignas en los partidillos que llevan a cabo es “libertad de toques en campo contrario, en el nuestro ni uno”, con eso está dicho todo.

Este Recre lleva 23 jornadas y no solo las que el entrenador se quiere hacer responsable, él era el segundo entrenador con Casquero, él dijo saber que tecla tocar, él fue ambicioso con mucho ego, cuando gana es por lo trabajado y cuando se pierde es porque no hubo intensidad.

Se está a tiempo en mejorar todo con fichajes de invierno, pero también se está a tiempo para que pudiera venir otro entrenador que haga que la gente vuelva al campo y no que las eche como está pasando con la propuesta de juego de Ángel López.

Nos visita el Lorca y ahí hay que ganar, López se juega el puesto, si no se lo ha jugado ya. Cuando se cesó a Casquero con él se tenía que haber ido todo su cuerpo técnico.

Al Recre hay que hacerlo jugar y no jugar con el Recre.

El consejo de administración tiene sus limitaciones en decisiones, pero la del cambio de entrenador debe de ser manejada por el consejo, por el propietario y por quien está poniendo el dinero, Juanma López y los suyos. Como se suele decir por estos lares, “o porra dentro o porra fuera”.

El anti fútbol no lo practicó el Recre ni con Lucas Alcaraz. Jamás me aburrí tanto viendo jugar al Recre que entrena Ángel López, nunca tuve peores sensaciones y pocas veces me quedó tan claro que el problema es de entrenador más que de futbolistas, que también tienen su grado de responsabilidad.

La cobardía del entrenador, querer mantener su puesto como entrenador, le hace ir en contra de todo lo que predicaba “quien dude que este equipo, somos el Recre, no va a ir a por los partidos, está equivocado” “somos valientes apostando a jugar con defensa de tres” “jugamos en campo contrario y vamos a por los partidos” ¿De verdad alguien cree en sus mensajes? En la grada habrá quien le dé la razón pero en el vestuario, ainss en el vestuario.

En lo que viene siendo mis puntuaciones del partido, seré breve. El portero fue el mejor de nuestro equipo donde el entrenador NO SABE QUE TECLA TOCAR.

PD: vuelve lo de la tecla.

¡Deja tu valoración por favor!

¡Aún no hay mensajes!, puedes usar el formulario y publicar el primero.
Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.